Informes de clientes, noticias y comunicados de prensa.

27/07/2016
DEL AGUA A LA TIERRA

Los contenedores marítimos llegaron a las costas alemanas por primera vez hace 50 años. La industria logística se vio sorprendida por una innovación que tendría un impacto enorme y persistente. A Thomas Simon se le ocurrió una idea pionera a partir de los contenedores de acero estándar.
Sea-container-historic
El contenedor marítimo estándar es una historia de éxito mundial.

En Alemania, la era del contenedor comenzó con la llegada del “MS Fairland” a Bremen el 5 de mayo de 1966, diez años después de que este nuevo tipo de embalaje revestido de acero comenzara a utilizarse en EE.UU. A bordo iban 226 contenedores, una carga manejable que, comparada con los buques de carga de hoy en día, parece casi anecdótica. Hoy en día, si los habitantes de Bremen desearan ver un gran buque de carga, tendrían que ir a Bremerhaven o incluso a Hamburgo, Bremen y los puertos similares sencillamente no están habilitados para los gigantescos buques actuales.

Sea-container-HH-harbour
En los buques de carga modernos se pueden formar montañas de hasta 19.000 contenedores apilados a bordo, y aún se espera más capacidad próximamente.

Modernos titanes del mar

En estos modernos titanes del mar se pueden formar montañas de hasta 19.000 contenedores apilados a bordo. Ya se han realizado los primeros pedidos de buques con capacidad de 21.000 TEU [(unidad equivalente a veinte pies (6,096 m)]. El TEU es la unidad de medida, pero las cajas ya han superado ese tamaño y, en ocasiones, su longitud llega hasta los 40 pies (12,192 m). Los contenedores pueden parecer algo sencillo, pero han cambiado el mundo y ahora son habituales en el transporte internacional de mercancías. Con su introducción, las mercancías ya no se tienen que manejar de forma individual. Los tiempos de carga y de descarga se han reducido drásticamente para los paquetes de café, las piezas de máquinas o los pantalones vaqueros. Esto facilitó el desarrollo del comercio internacional y de la globalización hacia lo que conocemos hoy en día. En 1965, Bremen manejó nueve toneladas de grupaje y, en 2015, manejó más de 63 millones de toneladas, incluyendo 55 millones en contenedores.
En la actualidad, DACHSER mueve suficientes contenedores estándar en Alemania como para cargar completamente varios megabuques cada año. La división Global Ocean Freight de DACHSER Air & Sea Logistics es la responsable del desarrollo estratégico del transporte marítimo. Coordina la gestión de la cadena de suministro global en colaboración con las empresas navieras y se asegura el cumplimiento de las normas y procesos sostenibles al mismo tiempo que proporciona apoyo a los clientes mediante un vasto transporte marítimo. Por ejemplo, en colaboración con Maersk Line, la empresa naviera más grande del mundo, un servicio regular desde Ningbó (China) hasta Bremerhaven puede realizarse cinco veces a la semana. En estas líneas se utilizan los buques Triple-E que, con sus 400 m de longitud, son los más grandes de su categoría con una capacidad de 18.000 TEU.

Swap-body-historic
La caja móvil es el homólogo de cuatro patas terrestre del contenedor marítimo.

Siguiendo el ejemplo de los peces

Para DACHSER, el comienzo de la era del contenedor en Alemania tiene un significado especial que va más allá del transporte marítimo. Thomas Simon, yerno del fundador Thomas Dachser, tomó la caja de acero marítima y desarrolló una solución de cuatro patas terrestre que revolucionaría por completo la industria logística terrrestre en los siguientes años. Había nacido la caja móvil, un contenedor de carga estandarizado que podía separarse de las unidades de transporte por carretera e intercambiarse entre vehículos. Dado que los contenedores marítimos estaban diseñados según las medidas estadounidenses, lo que significaba que eran demasiado cortos y estrechos para el sistema de palets europeo, se tuvo que ajustar el tamaño.
Junto con la empresa Kögel, Thomas Simon desarrolló el “Eurotainer” en 1968 y construyó varios prototipos para utilizar con camiones de caja, remolques de plataforma con lonas laterales y contenedores refrigerados. A principios de los años 70, DACHSER convirtió toda su flota en cajas móviles en un periodo de tres años. En los años siguientes, la industria le siguió, dado que estaba claro que la nueva solución tenía muchas ventajas, como la opción del transporte por relevos.
Así, no sólo los organismos vivos evolucionaron del agua a la tierra. La caja móvil se fue adaptando a partir del contenedor marítimo a través de la evolución logística. Proporcionó un soplo de aire fresco al mercado logístico y claramente sentó las bases para el crecimiento de DACHSER, que evolucionó de agencia de transporte de mercancías a empresa logística internacional.

Copyright © 2017 DACHSER SE. All rights reserved.
http://www.dachser.com/es/es/FROM-WATER-TO-LAND_1239.htm