Informes de clientes, noticias y comunicados de prensa.

15/11/2018
"Sulphur 2020": propuesta para un transporte marítimo más sostenible

La Organización Marítima Internacional (OMI) ha tomado medidas para promover la sostenibilidad y reducir las emisiones nocivas de gases de azufre derivados del transporte por mar. El nuevo reglamento se aplicará a partir de 2020, pero es probable que tenga un impacto en el coste logístico de los embarcadores en la segunda mitad de 2019, debido a las inversiones que tendrán que llevar a cabo las navieras para su adaptación a la nueva normativa.
"Sulphur 2020": propuesta para un transporte marítimo más sostenible

¿Qué es el "Sulphur 2020"?

Conocida como “IMO2020 normativa del azufre del combustible", es una iniciativa de la OMI que tiene por objetivo reducir las emisiones de óxido de azufre de los buques.
Con fecha de 1 de enero de 2020, todos los operadores deberán cumplir con la nueva regulación, que impone un límite global de azufre del 0,5% en el contenido de combustible y que reemplaza el límite actual del 3,5%.

 ¿Por qué la OMI introduce “Sulphur 2020”?

La OMI está tomando medidas proactivas para reducir la contaminación del mar y minimizar el impacto de los buques en el calentamiento global. Actualmente, la mayoría de los buques de carga utilizan combustible pesado que se deriva del petróleo crudo y contiene óxido de azufre. Los gases pueden provocar lluvia ácida y desencadenar enfermedades respiratorias. Por ello, el nivel de emisiones de óxido de azufre se ha ido ajustando progresivamente a lo largo de la última década.

 Impacto de “Sulphur 2020” en los embarcadores

Con la implantación del nuevo reglamento a principios de 2020, es indudable su impacto positivo y trascendental en el medio ambiente y en la salud de las personas. Las navieras deberán cambiar a un combustible con bajo contenido de azufre o invertir en sistemas de limpieza de gases de escape o en buques de gas natural licuado. Sin embargo, todas estas opciones suponen un aumento significativo del coste operacional. Por ello, las principales compañías navieras han comenzado a calcular costes de recargos y de precios y están anunciando un nuevo Recargo de Bunker que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2019.Si bien el cálculo sigue siendo complejo y las navieras tienen diferentes enfoques sobre cómo determinar estos recargos, lo que está claro es que estos costes afectaran a los embarcadores.

Si tiene alguna duda sobre este tema, no dude en plantearla a su contacto en DACHSER.

Copyright © 2019 DACHSER SE. All rights reserved.
http://www.dachser.com/es/es/IMO39s-quotSulphur-2020quot-to-reduce-sulphur-oxide_1541.htm
Track & Trace